Secciones

Santo Tomás apóstol, 3 de julio, de la India a Argentina

Compartir:

Monte de Santo Tomás ChennaiIndia

A escasos metros de donde resido durante algunos periodos en Argentina, en la cima del Cerro, en Santo Tomé Corrientes, habita desde hace unos años una gran escultura de Santo Tomás apóstol. En su imagen está plasmada la cara de sorpresa que le quedó al santo cuando se encontró con Jesús resucitado.
Cierta sorpresa nos causó a nosotros la devoción que inspira este santo en la India, sobre todo en el Sur de este país. “Soy católico desde las primeras generaciones. Nuestra fe proviene de Santo Tomás apóstol”. Así nos explicaba en un pueblo cerca de Kanchipuram, la ciudad de los templos del Sur de la  India, Joseph Fernando.

En Chennai o Madras, de las dos formas se le dice a esta ciudad del Sur de la India, en la cima de un cerro, se encuentra la iglesia que tiene los restos del apóstol Santo Tomás. Y como en Santo Tomé de Argentina, también aquí, a las afueras de la ciudad sobre un monte la figura de Santo Tomás apóstol, el lugar donde dice la tradición que le martirizaron.

Llegamos a Madras a mediodía con bastante calor. En la entrada de la montaña nos encontramos con Rossmary, vestida con sari tradicional, – que solo habla tamil- y con su hija Leoni, que hace de traductora.

Maria B. Meiriño con Rossmary en el monte de Santo Tomás- India.

Nos explican todos los detalles del monte. Rosmary se empeña en llevarnos a rezar en la pequeña iglesia que corona el monte, donde fue martirizado el santo. Dentro de la iglesia se conserva, según la tradición, la cruz manchada con la sangre de Santo Tomás. Al lado una imagen de  “Mary”, “is Mother”, como dicen, con tanto cariño en la India a María, la madre de Jesús. Rosmary le tiene mucha devoción y le explica a María, mi esposa, con gestos, que las mujeres que tienen dificultades para tener hijos vienen a rezarle.

Me impresiona la fe y la forma de manifestarla de Rossmary. Con su sari, sencilla y muy elegante, camina despacio hacia los lugares sagrados. Con profundo respeto y devoción saluda primero al Sagrario, pero luego una a una, a las imágenes que había en la iglesia.  Cuando ya nos despedíamos y nos acompañaban varias monjas de una congregación India, vestidas, ¿cómo no? con sus sari, pidió permiso y se fue a saludar la imagen gigante del apóstol que preside el comedor social, donde comían todavía algunas personas indigentes.

Mientras recorríamos los kilómetros que nos separaban del monte de santo Tomás a la casa de Rossmary, miro a su hija Leoni, a mi esposa María y pienso qué lejos y qué cerca está Santo Tomé Ctes (Argentina) de la gran ciudad de Madras (India). En el corazón de las personas de ambos pueblos (tan lejos -en kilómetros y cultura- y, al mismo tiempo tan cerca- en la admiración y respeto a este hombre), se junta la fe de este apóstol: Santo Tomás apóstol, el que tuvo que meter la mano en el costado para poder creer.  Santo Tomás de la India y de la Argentina.

Gumersindo Meiriño Fernández

Compartir:

Déjenos su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *