Secciones

La ciencia del corazón. La coherencia y la salud.

Compartir:
La mayoría de las personas creen que el bienestar procede de la  riqueza.
Cuando miran  a su alrededor se dan cuenta de que muchos de los ricos sufren grandes depresiones.
Existen una leyes que están más allá de las leyes físicas conocidas, leyes divinas-místicas, que gobiernan los aspectos físico, mental, espiritual y material de la vida.
Ser próspero, sano, sabio y feliz, depende de la ley de cooperación mutua o altruismo, y de nuestros esfuerzos por vivir con coherencia: entre lo que somos, lo que pensamos y lo que hacemos.
Las reacciones emocionales negativas causan cambios fisiológicos  que provocan enfermedades del corazón, hipertensión, dolores de cabeza, ataques, depresión y desordenes del sueño.
Las reacciones emocionales positivas como el aprecio, el cariño, el amor, la compasión, son altamente beneficiosas para la salud física- mental, aumentan la longevidad, la flexibilidad cognitiva, la creatividad, promueven la ayuda mutua, la compasión, la misericordia, la generosidad, la cooperación efectiva.
Las reacciones emocionales positivas son maravillosas para el bienestar integral de la persona humana.
Los que buscan la prosperidad sólo para sí mismos o terminan inevitablemente en la pobreza o sufriendo grandes desarmonías mentales. Psicólogos, psiquiatras, coachs de todo el mundo tienen llenas las consultas de magnates ricos.
Solo el que es coherente y vive de acuerdo a lo que es como ser espiritual, puede mantener el equilibrio mente- corazón,.
Solo el que mantiene una alta vibración de amor  es capaz de transformar su energía y la energía de los que le rodean.
Es la fotosíntesis energética del mundo: la coherencia de vivir de acuerdo a lo que somos.
La sintonización entre el corazón y la mente, tal y como se explica en este sencillo e interesantísimo vídeo:

Compartir:

Déjenos su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *