Secciones

No está al alcance de cualquiera, solo del que busca

Compartir:

Imagen Pixabay

Dijo Jesús: “El que busca encontrará, y al que llama se le abrirá”
EL EVANGELIO GNÓSTICO DE TOMÁS VERSÍCULO 94

La búsqueda, para Jesús, es una constante y en este caso es el factor más importante a tener en cuenta por quien se precia de sabedor de las cosas sagradas, pues no son dadas a quien no guarda interés por ellas y si hay que buscarlas significa que no están al alcance de todos ni se encuentran en un manual donde la mente captaría su esencia fácilmente, dado que la búsqueda no proviene de ella, sino que es un impulso que sale del corazón de aquél que desea conocer la verdad ya que es exactamente allí, cuando en un silencio total de la mente, la encontrará.

El lenguaje que entiende el cielo es el de los sentimientos que se expresan en las obras. Así, el que llame a Dios para que sea Él quien actúe en cada acto de su vida, las puertas eternas se les abrirán, antes de que siquiera tenga la necesidad de pensarlo, porque es Dios mismo, dentro de él, Quien estará llamando.

Nota de la autora:

En los tiempos confusos que nos están tocando vivir, la búsqueda de la verdad debería ser una constante, por lo que sugiero pedir a Dios que piense por nosotros, quite de nuestros ojos la venda de las creencias que nos dirigen el pensar y nos enseñe a ver más allá de lo que nos quieren mostrar y nos haga comprender que no por mucho que se muestre significa que sea verdad y principalmente que quite el miedo de nuestros corazones para que podamos pensar con él y como es Su residencia, las puertas de la sabiduría se nos abrirán.

Hasta la próxima.

Graciela Zaimakis

Nota de la redacción:
Causalidad nos llega esta nota en vísperas de un santo al que los católicos acuden cada vez que buscan algo: novio-a objetos que han perdido etc. san Antonio de Padua, si quieres conocerlo haz clic aquí.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Puedes rezar el famoso responso con imágenes del lugar donde están los restos de Antonio en Padua:

 

Compartir:

Déjenos su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *