Secciones

Una marea muy rosa. En la Carrera de la mujer

Compartir:

El domingo 22 de septiembre he participado en mi ciudad de A Coruña,  en la Carrera de la mujer 2019.
Es un acontecimiento solidario y reivindicativo, aunque también lúdico y festivo, que se celebra en distintas ciudades de España desde hace quince años.
En esta jornada mujeres con camiseta rosa y dorsal, unimos nuestra aportación económica a nuestro apoyo moral corriendo o caminando, según nuestra preparación física, para ayudar activamente en la lucha contra el cáncer de mama,  luchar contra la violencia de género y la trata de mujeres, potenciar la investigación científica contra el cáncer y,  como no,  la incorporación de la mujer al deporte.

Cada edición somos más y  más.

Este 22 de septiembre, en A Coruña, 7.500 mujeres de todas las edades acudimos a la meta de salida con nuestra camiseta rosa y nuestro dorsal.
La alegría era contagiosa.
Se me esponjaba el alma viendo a  algunas de mis conocidas, fotografiarse haciendo el signo de la victoria con sus manos, llenas de salud y agradecimiento a la vida, después de haber superado un cáncer de mama.

Me alegró también el acompañamiento de algunos hombres, con su camiseta rosa.

Por el papel que les ha tocado desempeñar en la sociedad y en la familia, con frecuencia, muchas mujeres se sienten solas, incomprendidas y aisladas, por parte de su entorno más próximo, ante la enfermedad, el maltrato físico o psicológico y la falta de valoración respecto a su papel en casa o en el trabajo.
Es por ello, que este tipo de iniciativas son tan importantes como toma de conciencia colectiva de nuestra identidad como mujeres, de nuestra fuerza y nuestras características psíquicas diferentes y complementarias de las de los hombres,  como son nuestra aguda percepción, nuestro sentido de lo lúdico y nuestra gran capacidad de afecto.

Las mujeres, por naturaleza, somos sociables, resistentes, intuitivas y cuidamos de nuestros hijos y de nuestra pareja.

Ojalá no esté muy lejos el día en que hombres y mujeres podamos correr juntos, hombro con hombro, colaborando y aportando nuestras fortalezas y destrezas distintas, nunca enfrentados, nunca invadiendo el lugar y el papel del otro, siempre sumando, siempre multiplicando.
También puedes escucharlo en voz de la autora:

Paz y bien.
Encarna López Cadaveira

Compartir:

Déjenos su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *